Nuevas herramientas que se incorporan a la educación. Notebooks en promoción y blogs en los programas de estudio.

Por Miguel Distéfano.

Si bien el pizarrón todavía es el soporte desde donde se enseña en las aulas, las pantallas de las computadoras y otras herramientas tecnológicas tienden a desplazarlo, brindando más opciones para los alumnos del siglo XXI.

Para las escuelas, hay promociones especiales, e incluso muchos de los fabricantes o distribuidores lanzaron productos con descuentos para el comienzo de clases con el fin de seducir a los alumnos.

Es así como los equipamientos se van actualizando. En varias aulas argentinas, las notebooks van ocupando cada vez más lugar. Eso se debe, en parte, a la baja de precios, la oferta en largas cuotas y las opciones que brindan. Sin duda alguna, la posibilidad de conectarse a internet en forma inalámbrica (Wi-Fi) es una de las que más seducen a la hora de decidir la compra.

En el aula digital en la escuela ORT, por ejemplo, tanto el profesor como los alumnos utilizan Tablet PC –notebook cuya pantalla se pliega sobre el teclado y es sensible al tacto– para trabajar en red, por lo que pueden corregir, compartir info y trabajar en equipo.

Por su parte, en el colegio San Martín de Tours renovaron en el último año su parque de computadoras, tanto portátiles como de escritorio de Apple y continúan utilizando una red Wi-Fi para la enseñanza.

También utilizan unas treinta computadoras –pero con los sistemas operativos Mac y Windows– en el taller de computación de la UADE de la carrera de Comunicación y Diseño, según datos provistos por Héctor Goldín, presidente de la empresa Maxim.

Ofertas para aprovechar y estudiar. Tanto en los gabinetes o laboratorios de computación de las escuelas o universidades, los monitores LCD son una opción cada vez más accesible. La visión de los monitores más grandes resulta cada vez mayor, y hasta se pueden ver desde varios ángulos.

El equipamiento de hardware, además, suele complementarse con un equipo multifunción tanto para la impresión, fotocopia y envío de fax. Y la información se lleva de un lado para otro en un dispositivo USB. La capacidad de estos dispositivos creció en gran forma en el último año, y ya son muy comunes los de 1 GB, en los que pueden almacenarse miles de archivos de creados procesadores de texto, presentaciones o planillas de cálculo, así como fotografías o incluso música digital. Claro que hay también de hasta unos 8 GB.

Varias empresas efectuaron campañas especiales para la nueva temporada escolar. Así, por ejemplo, Microsoft presentó con un precio especial un paquete de productos que incluye la enciclopedia Encarta Premium 2008 junto con la suite de programas Office 2008 Hogar y Estudiantes, y Office 2008 Special Media Edition, además del kit de teclado y mouse, Wired Optical Desktop 500.

Por su parte, Compumundo presenta una edición limitada de una PC con nombre antiguo, pero con su peso en el mundo informático, la Commodore School Edition.

Una laptop por niño. El proyecto, lanzado hace más de un año por el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), está en lento movimiento, pero sigue en marcha.

Desde Intel, el creador de la Classmate PC, uno de los modelos de notebooks económicas, se informó que en la primera fase se entregaron unas 400 computadoras a catorce escuelas de siete provincias argentinas. En una segunda fase, que se hará efectiva en abril, se entregarán 300 más. “La difusión de este programa es a nivel mundial, y se entregan unas 33.000 computadoras por año en todo el planeta”, explica Daniel Manfredo, gerente de Ventas de Productos Educativos de Intel. Acompañando la entrega de los equipos, también se brinda capacitación para los docentes.

El blog, la gran estrella. No cabe duda de que la comunicación entre profesores y estudiantes cambió. Las reuniones esporádicas en horarios fuera de cátedra para apoyo se simplificaron en un simple intercambio de mails, así como la publicación de las notas. Pero también se modificó la forma de interactuar entre los mismos alumnos. Las reuniones de café ahora se transformaron en encuentros virtuales, mediante chats o videochats, o en la publicación de blogs.

En varias escuelas, se cambió ya la forma de presentar las tareas: ahora se pide la publicación de blogs, que luego revisará el profesor.

Pero la explosión de los blogs en el último año permitió que haya cada vez más y mejores herramientas tanto para los alumnos como para los profesores. Muchos apuestan a la colaboración de chicos de diversas escuelas, mientras que otros simplemente brindan variados recursos para que aprovechen docentes, padres y alumnos. En general, desde un blog se recomiendan otros, con lo cual se van accediendo cada vez a más publicaciones on-line.

A capacitarse. Las disminuciones de los precios del hardware y del acceso a internet a través de la banda ancha, lograron que cada vez más gente se anime a usar las nuevas herramientas tecnológicas. Un desafío, todavía, es que eso no se utilice sólo para el entretenimiento, sino que se le pueda sacar provecho didáctico. Además, todavía es necesario evangelizar en este tema a muchos docentes.

Anuncios