VLC: manual.

VLC es mucho más que un reproductor multimedia.

En los últimos años VLC (Video Lan Client) se ha ganado el corazón de muchos
usuarios, tanto de Gnu-Linux como de Windows, como el reproductor multimedia
por defecto en sus instalaciones.

MPEG-1, MPEG-2, Vorbis, DivX…existen decenas de codecs, o algoritmos de compresión
que permiten reducir el tamaño de un archivo multimedia, optimizando su almacenamiento
y facilitando su distribución a través de internet.

Uno del los mayores problemas a la hora de reproducir estos archivos es precisamente ese;
necesitamos disponer del codec adecuado para el tipo de archivo que estamos reproduciendo.
Los usuarios  de cualquiera de los sistemas operativos  disponibles en la actualidad se frustan
cada vez que intentan abrir un archivo multimedia y el reproductor utilizado les devuelve
un error indicándoles que el codec necesario no está disponible.
VLC trata de mitigar este problema utilizando sus propios codec, en vez de utilizar bibliotecas
externas. VLC se distribuye incluyendo codecs para la mayoría de los archivos multimedia
actuales, lo que permite reproducir casi cualquier contenido sin necesidad de descargar los
codecs de forma manual.

INSTALACIÓN Y PRIMEROS PASOS

VLC se encuentra disponible para la mayoría de las distribuciones GNU-Linux y, además,
desde la página web principal ( http://www.videolan.org/vlc/ ) tendremos acceso a instrucciones
( en inglés ) para la instalación en nuestra distribución elegida.

En Ubuntu y derivados, por ejemplo, solo tendremos que añadir el repositorio ” universe ” de la distribución, actualizar

los paquetes e instalar vlc, que añadirá todas las dependencias necesarias.

Instalación desde consola: ” copiar y pegar “

Código: sudo apt-get update

sudo apt-get install vlc vlc-plugin-esd mozilla-plugin-vlc

PRIMEROS PASOS

Una vez instalado, al arrancar VLC, comprobaremos que la interfaz del reproductor, al
contrario que otros programas que cumplen la misma función, es muy sencilla y apenas
consta de una decena de botones con los símbolos internacionales de PLAY,STOP, etc..

La forma más directa de reproducir un archivo en VLC es utilizar el menú
Archivo->Abrir Archivo Rápido, o utilizar el atajo de teclado ” Ctrl+O “. Por defecto, el
diálogo mostrará todos los tipos de ficheros del sistema de archivos, pero permite filtrar
por sonido, vídeo, listas de reproducción o archivos de subtítulos.

Para reproducir un disco ( un audio CD o un DVD, por ejemplo ), necesitamos abrir el
diálogo Abrir Archivo, dentro del menú Archivo.

Dentro de la pestaña ” Disco “, podemos escoger abrir el DVD desde el capítulo de menús, o
comenzar la película directamente. También podremos escoger la pista de audio y los subtítulos
aunque estos podrán modificarse durante la ejecución del DVD mediante los menús Audioy Video.

Durante la reproducción de un vídeo, y sin necesidad de utilizar el menú de preferencias,
podemos modificar algunas de las propiedades más comunes como el color, la saturación
o el contraste mediante la propia interfaz de VLC. Para ello activaremos la interfaz extendida
mediante el menú Opciones->GUI Extendida, o el atajo de teclado ” Ctrl+G “.

HACIENDO STREAMING CON VLC

Dentro de las redes locales, ya sean oficinas, hogares con varios ordenadores, centros educativos,
etc.. es habitual ver cómo una carpeta compartida es utilizada por los usuarios de la red para
compartir archivos de audio o vídeo entre compañeros. Yendo algo más lejos, puede ser muy
útil que el mismo archivo de audio ( o vídeo ) que una persona está reproduciendo pueda ser
accedido por otros miembros de la red. En centros educativos, por ejemplo, el profesor podría
estar reproduciendo un vídeo explicativo de los contenidos tratados en el día y cada una de los
alumnos los estaría viendo al mismo tiempo en el propio ordenador. Esto es posible gracias al
streaming.

El concepto de streaming para contenidos multimedia se refiere a la posibilidad de oír o
visualizar este contenido a la vez que lo estamos recibiendo, sin necesidad de esperar a
descargarlo completamente.

VLC viene provisto de los mecanismos necesarios para realizar streaming tanto de audio como
de vídeo, permitiendo compartir fácilmente nuestros contenidos dentro de nuestra red local o
en Internet.

Seguidamente os explico cómo enviar datos y cómo reproducirlos a un único puesto de la red,
a varios en la red y a Internet, utilizando HTTP.

STREAMING A UN PUESTO ESPECÍFICO

Si únicamente queremos enviar los contenidos multimedia a un ordenador de la red, lo óptimo
en términos de utilización de recursos es el envío de datos en exclusiva a la IP del ordenador
elegido, utilizando el protocolo UDP, uno de los más indicados para el envío de datos multimedia.

Para comenzar la reproducción y el envío de los contenidos abriremos el diálogo
Abrir-> Abrir Archivo ( o utilizando el atajo de teclado Ctrl+F ). Una vez seleccionado el
archivo que queremos reproducir, y que podrá ser audio, vídeo, o una lista de reproducción
que tengamos guardada previamente, seleccionaremos Volcado/Salvar y abriremos el diálogo
de Opciones

Dentro del diálogo de opciones seleccionaremos Reproducir localmente, en el caso de que
queramos que los contenidos también se reproduzcan en el servidor, y UDP, indicando la
dirección IP del ordenador al que enviaremos los datos.

Una vez salvados los cambios y cuando empecemos con la reproducción, se comenzará también
con el envío del contenido multimedia a través de la red.

En el lado del cliente también tendremos que configurar VLC para  que ” escuche ” al ordenador
que está actuando de servidor de streaming. Para ello abriremos nuevamente el diálogo
Abrir Archivo, seleccionando en esta ocasión la pestaña ” Red “.


Como en este primer caso el servidor solo nos está enviando datos a nosotros, únicamente
tendremos que seleccionar la escucha UDP en el puerto correcto ( 1234, si dejamos los valores
por defecto ). La reproducción de los contenidos comenzará una vez aceptados los cambios.

STREAMING A VARIOS PUESTOS DE LA RED

Para que el envío de los contenidos se haga a varios puestos de la red necesitaremos utilizar UDP
con multicast. Para ello, en las opciones de Volcado/Salvar en el servidor, escogeremos una IP
dentro del grupo de multidifusión, esto es, las Ips dentro del rango 224.0.0.0 a 239.255.255.255.

En el lado del cliente, para comenzar la reproducción, tendremos que seleccionar nuevamente
la pestaña ” Red ” dentro del diálogo Abrir Archivo, escogiendo en este caso la opción UDP/RTP
Multiemisión y seleccionando la dirección IP de multidifusión correcta.

STREAMING POR HTTP

Si queremos que nuestros contenidos multimedia sean accesibles desde cualquier punto de
Internet, tal y como lo realizan hoy en día las emisiones de radio más conocidas, necesitaremos
utilizar el protocolo HTTP, que es el protocolo estándar de la Web.

En el lado del servidor, dentro de las opciones de Volcado/Salvar escogeremos HTTP e
indicaremos la dirección IP de nuestro servidor, o el nombre del mismo.

En el lado del cliente, dentro del diálogo de Abrir Archivo, seleccionaremos HTTP dentro de la
pestaña ” Red “, indicando la dirección del servidor al que nos conectaremos. Dentro de las
opciones avanzadas, Personalizar, indicaremos el puerto a escuchar.

CONCLUSIÓN

VLC ha llegado para quedarse.
La reproducción de casi cualquier archivo multimedia sin necesidad de descargar codecs
externos está ganando la partida. Podríamos decir que VLC a los reproductores multimedia
lo que Firefox es a los navegadores web. El boca a boca entre los usuarios ha hecho que
muchas personas lo utilicen como reproductor favorito en sus sistemas.
Que un software tenga éxito fuera del mundo Linux es siempre una buena noticia, ya que
publicita hacia el exterior las bondades del sistema de desarrollo y de licencias.
Además, y para los que están acostumbrados a un mayor control en la reproducción de sus
archivos de audio o vídeo, VLC viene acompañado de multitud de opciones a través de la
linea de comandos, o mediante el menú de opciones avanzadas.

Fuente de documentación: Todo Linux.       Creado por: troyano66 ( LinuxReflejo )