Estos gigantes acaban de anunciar que unen fuerzas para crear un banco de pruebas Open Source que abarcará múltiples centros de datos para investigación de Cloud Computer. Internet al poder.

El proyecto nace “”para promover la colaboración abierta entre la industria, instituciones académicas y gobiernos mediante la eliminación de barreras financieras y logísticas que impulse la investigación a gran escala de Cloud Computing”, dicen en el anuncio. El proyecto tiene como socios al Infocomm Development Authority de Singapur, el Instituto alemán de tecnología y la National Science Foundation a través de la Universidad de Illinois.

Inicialmente se construirán seis centros de datos (uno para cada uno de los socios) que contendrán entre 125 a 500 servidores HP cada uno, con 1000 a 4.000 núcleos de procesamiento Intel. Aunque el proyecto ya está en marcha, se espera que todos los centros estén operativos para finales de año, con acceso en principio para los investigadores de los asociados.

No se conoce la financiación de este “banco de pruebas” en el que cada socio gestiona su propio centro de datos comprometiéndose a compartir los resultados e información obtenida. Además invitan a que otras compañías se unan al proyecto, acentuando su carácter abierto.

Ya conocéis el término “informática en las nubes” que indica básicamente un tipo de computación en el que la información, datos o aplicaciones están en servidores en todo el mundo sirviendo de infraestructura a servicios externos a los que se podrá acceder con cualquier dispositivo con conexión a Internet.

Su potencial es enorme. El usuario podrá ejecutar aplicaciones vía Web sin necesidad de tenerlas instaladas en sus equipos, quedando la administración en manos del proveedor, que financiará el sistema con sistemas publicitarios y suscripciones, frente a la clásica venta de licencias de software actual. Incluso y gracias al acceso compartido a la información, los contenidos creados por desarrolladores podrían mejorarse o mantenerse por particulares. Aunque es un mercado aún por madurar se prevé que cada vez más empresas y usuarios partan hacia este sistema de canales de entrega de servicios.

El único problemilla: obligatorio contar con una (buena) conexión a Internet y seguramente cambiar nuestros hábitos como instaladores de software, al menos en los equipos domésticos que tenemos en casa.

Un saludo:  troyano66

Anuncios