Al parecer la SGAE y otras sociedades de gestión no contentas con el canon, están estudiando una nueva forma de perseguir todavía mas al usuario mediante el sistema de “tres avisos” para castigar las descargas (un modelo similar al que al aparecer ya existe en Francia o Reino Unido). Puesto que los gobiernos de este país les apoyan, bien por las buenas o mirando para otro lado, veremos cuánto tardan en implementar esta nueva forma de limitar los servicios de Internet. La cuestión es si a los ISPs les puede interesar llegar a estos extremos, puesto que lo mas seguro es que clientes no pierdan muchos, pero si la gente no puede descargarse cosas, lo que si es más probable es que su cuota de mercado no crezca por mucha oferta que hagan. Si esto continúa así, ¿conseguirán al final una vuelta al modem de 56k?

Fuente: barrapunto

Un saludo: troyano66