Según una firma de investigación dedicada al software, afirma que el

35% de sus clientes han realizado actualizaciones a la inversa,

volviendo al sistema operativo más antiguo.

Windows Vista, el último sistema operativo de Microsoft, no parece satisfacer a muchos de sus compradores. Es lo que afirman los datos de Devil Mountain Software, una empresa que gestiona una red de 3.000 ordenadores (sobre todo en instituciones financieras) para la que prueba y desarrolla programas informáticos, y que ha detectado que más de un tercio de los PCs que en un principio funcionaron con Vista han vuelto al sistema anterior, Windows XP.

Esto es posible gracias a que Microsoft, pese a haber dejado de vender XP, permite que los propietarios de un ordenador con ciertas versiones de Vista vuelvan al sistema más antiguo, realizando una especie de actualización a la inversa.

De este modo es posible para algunos fabricantes seguir ofreciendo a sus clientes ordenadores con XP, máquinas para las que en realidad se compró a Microsoft una licencia de Vista para luego instalar el anterior sistema operativo.

“Estas actualizaciones inversas pueden haber sido realizadas por vendedores como Dell y HP, o por el propio usuario después de haber adquirido el ordenador”, explica Craig Barth, jefe de tecnología en Devil Mountain. “En cualquier caso, se trata de máquinas que ya no funcionan con Vista”, sentencia.

El dato de un 35% en “ desactualizaciones “ es tan solo una estimación, pero muestra una tendencia dentro de nuestro grupo de usuarios”, sostiene Barth. El año pasado, su compañía realizó una comparativa de ambos sistemas operativos, y concluyó que XP era el más rápido de los dos.

Fuente: 20minutos

Un saludo: troyano66