Como sabéis Tracker es una herramienta que se ha incorporado

como sistema de búsqueda de archivos por defecto.

Vamos a ver algunas opciones de configuración extra para sacarle

su máximo partido como usuario.

Introducción

Tracker es un sistema de indexado de archivos, esto es que tras una dura

comprobación de archivos crea una “estructura lógica” donde podrá buscar

mucho más rápidamente que si lo hiciera directamente sobre el sistema de ficheros.

Debido a esta comprobación no os extrañéis si tras iniciar el sistema, este no para de

hacer accesos al disco duro durante un tiempo, esto se debe a que tracker está

indexando los archivos y creando la mencionada estructura.

No sólo está preparado para buscar ficheros por nombres, sino que también puede

buscar alguna palabra o frase que le indiquemos dentro de los ficheros.

Un ejemplo de uso sería en la carpeta de los registros (logs) de las conversaciones de

nuestro cliente de mensajería. Si hace un mes alguien dijo algo de los “frikis“, bastará

con usar esa palabra para saber quién lo dijo y localizar la conversación completa.

Con este tip vamos a ver cómo toquetear esas opciones fácilmente.
No vamos a ver todas las opciones, sólo algunas para hacer precisamente lo que os he comentado.

Empecemos por abrir las preferencias de Tracker que están en

Sistema→Preferencias→Preferencias de indexado

Indexar y vigilar

En la primera pestaña (General) vemos las primeras opciones:

Enable indexing (habilitar indexado): Habilitaremos/deshabilitaremos el indexado.

Enable watching (habilitar vigilancia): Además del indexado normal que es el que os he

comentado hasta ahora, tracker también puede vigilar ciertas carpetas por si aparecen

nuevos archivos. En lugar de esperar a que tracker indexe todo de nuevo, esa carpeta estaría

vigilada y en cuanto apareciera el archivo se indexaría. Siguiendo con el ejemplo de las

conversaciones de mensajería instantánea, cuando se indexaría el archivo perteneciente

a la conversación de un contacto nuevo.

Idioma: No hace falta que diga para que es…

¿ Qué queremos indexar ?

En la tercera pestaña (Files) podremos configurar qué carpetas queremos que tracker

indexe y cuáles queremos que vigile además de indexar.

En el fondo aquí no hay mucho que explicar ya que las opciones son muy claras.

En la sección “Indexado” podréis ver la opción que os comentaba en la introducción

para indexar el contenido de los archivos.

Las dos secciones siguientes Directorios vigilados y Directorios inspeccionados

son precisamente para lo que os comenté también antes.

En la primera podremos indexar y vigilar las carpetas que queramos.

Si os fijáis tenemos la casilla de Indexar y vigilar mi carpeta personal para que tenga

totalmente vigilada nuestra carpeta personal.

Tened en cuenta que no sólo indexará la carpeta que le indiquemos, sino todas las carpetas

y subcarpetas que estén dentro de ella. Tenedlo en cuenta a la hora de añadir una carpeta

que ya ha sido indexada por otra previamente, por ejemplo la carpeta “ LinuxReflejo “ que

está dentro de nuestra carpeta personal.

La última sección es para indexar carpetas sin que estén en continua vigilancia.

Yo he puesto como ejemplos un par de particiones montadas en “/media“.

Otro ejemplo sería para aquellos que aún usen Windows y tengan en una partición NTFS sus

series, películas o música, para que también queden indexados podríamos añadir

las carpetas o las particiones en esta sección.

Podéis jugar con estas dos últimas secciones a vuestro gusto de tal forma que la

indexación quede aún más personalizada. Por ejemplo puede que alguien no quiera

indexar y vigilar absolutamente todos sus ficheros de su carpeta personal, sino que

sólo quiere algunas carpetas. Deshabilitaríamos la casilla para vigilar la carpeta personal

y añadiríamos en esa misma sección las carpetas que queramos tener vigiladas.

Después en la sección inferior añadiríamos las carpetas que queremos que se

indexen pero que no estén siempre vigiladas.

Ignorar carpetas y archivos

Siguiendo con la idea del párrafo anterior, de un usuario que quiera controlar aún

mejor las indexaciones, puede que quiera indexar una carpeta y a la vez todas sus

subcarpetas, pero quiere excluir alguna/s por los motivos que sean.

Esto es posible desde la cuarta pestaña “ Archivos ignorados “(Ignored files)

añadiendo en la primera sección las carpetas que queremos quedar fuera de la indexación.

En la segunda sección lo que podemos hacer es añadir patrones para

excluir ficheros por su nombre o tipo. Tres ejemplos:

– Excluir ficheros de imágenes jpg: *.jpg

– Excluir ficheros que tengan “reflejo” en su nombre: *reflejo*

– Excluir gif animados que se contengan “pep”+un carácter+”no”: *pep?no*.gif

Para quien no lo sepa, los ‘*’ sustituyen a cualquier carácter (uno o varios) y

el ‘?’ es cualquier carácter (sólo uno).

Otras opciones

Como os dije no son todas las opciones. Nos hemos saltados un par de pestañas.

En la segunda (Performance) “ Rendimiento “ destacar la sección “Uso de recursos

con la que podemos elegir entre “Minimizar el uso de memoria” lo que provocaría

una indexación más lenta, o bien “Usar memoria adicional” con lo que obtenemos

el efecto opuesto, una indexación más rápida.

La cuarta pestaña (Correos electrónicos) está incompleta.

Tracker está capacitado para indexar el cliente de correo de GNOME, Evolution y

podemos especificar los buzones de correo que queramos.

Está planeado que esta última opción se extienda a Thunderbird y Kmail.

Conclusión

Como veis las opciones de configuración de Tracker no son pocas y en contra de lo

que pudiera parecer al principio son bastante personalizables dando al usuario un

control absoluto sobre lo que quiere tener indexado y lo que no con una interfaz

gráfica muy cómoda y sencilla de entender.

Un saludo: troyano66

Fuente: tuxpepino

Para leer un rato

LinuxReflejo agradece tu atención. Si lo deseas puedes suscribirte aquí-