Y es que el desarrollo de Google Chrome ha levantado muchas expectativas por lo que han considerado interesante disponer de 3 vías de desarrollo, enfocadas a los perfiles de usuario y tecnología que los puedan utilizar.

  • Versión estable: que será la descarga pública por defecto, en la
    que se hayan probado a fondo y corregido en profundidad todas las
    nuevas mejoras entre versiones.
  • Versión beta: que con actualizaciones mensuales se podrán probar
    las nuevas funcionalidades por adelantado, aunque con la posibilidad de
    que no acaben de funcionar correctamente.
  • Versión para desarrolladores: un canal para probar ideas y posibles
    futuras funcionalidades, con versiones muy inestables y en las que
    algunas novedades tendrán que activarse de forma manual.

Si nos descargamos la aplicación para disponer de estos canales,
podremos descubrir la nueva versión 2.0 en desarrollo del navegador, en
el que encontraremos funcionalidades como el “autocompletado” de
formularios, el zoom, autoscroll con el botón central del ratón, la
posibilidad de varios perfiles de usuario (para poder trabajar con
diferentes usuarios), soporte a Greasemonkey…

Fuente: ojobuscador